15 de julio de 2010

Hasta el Mango que viene

La mata de mangos por esta temporada ha dejado de dar fruto.
Estaré algunos días sin producir mangos. Cerramos por vacaciones y ya sabéis que en la Península Ibérica no se da esta fruta tropical.
A la vuelta nos volvemos a encontrar en este espacio cibernético, enredados en la tarea de llenar el mundo de mangos.
Abrazos y felices vacaciones para todos los mangantes.

14 de julio de 2010

Comprando en el semáforo

Hoy he salido con el carro a hacer la compra y no he ido ni a "Carrefour", ni a "La Sirena", ni a "Jumbo", ni a "PriceSmart". No, hoy me he ido al Supermercado que hay en el semáforo de la Calle 27 de Febrero; sí, literalmete al semáforo.
Al llegar allí el la luz estaba en rojo, y en 3 minutos me han ofrecido chocolatinas, limpiaparabrisas, plátanos, mangos, fresas, aguacates, naranjas (chinas) peladas, tarjetas de teléfono, chichiguas (cometas), pegatinas, cargadores de celular, periódicos, helados, cd´s, dvd´s, huchas de bambú... De repente, el semáforo se puso en verde y todos salimos de allí. Desaparecieron los carros, desaparecieron los vendedores, desaparecieron los compradores, desaparecieron los productos...
Esta imagen es cotidiana, son muchos los semáforos de la ciudad que se convierten en mercados improvisados de venta ambulante, donde el que más y el que menos intenta vender su producto y sacar un dinerillo.
Un porcentaje elevado de los que se ponen ahí son haitianos que vinieron a este país buscando una vida mejor, y que no encuentran otro trabajo.
Es realmente incómodo ver cómo te abordan por todos los lados, pero también entiendo que esas personas tienen que vivir de algo, y si con eso pueden llevarse un puñado de arroz a la boca, pues ¡bendito sea Dios! Imagino que los primeros que no quisieran verse en esa situación son ellos mismos, pero que la necesidad les lleva a agarrase a esa forma de subsistencia.
A veces lo comparo con Madrid y digo: ¡qué casualidad: aquí en los semáforos venden los haitianos, y allí los rumanos! 
Se me olvidaba: estas personas están ahí incluso a las 2 de la tarde cuando el sol despliega sus rayos más intensos y refinados. Lo digo porque en este tiempo hay mucha gente interesada en ponerse morena y coger un color bonito de piel, y se van a la playa o se dan rayos uva. No sé, pero quizá en el semáforo puedan conseguirlo gratis. Bueno, no sólo gratis, sino que se ganarían unos cuantos pesos al día, si venden algo, claro.

Un Mango para el Txapas y su comunidad

Quiero (queremos) enviar un mango para el Txapas y su comunidad de fe, por haber fijado su mirada en la Fundación Niños Limpiabotas La Merced, por haber derrochado generosidad.
Gracias por creer en el futuro de estos niños y jóvenes y apostar por ellos. En vuestra comunidad hay un pedacito de Santo Domingo, y en Santo Domingo hay un pedacito de vuestra comunidad. De nuevo: GRACIAS.

13 de julio de 2010

¿El cliente tiene siempre la razón?

Llego a una Gasolinera para llenar el depósito del carro y comienzo la conversación:
- Buenos días
- Buenos días, ¿qué le echo?
- Lleno, Gasolina Regular
- Ok, mire el marcador que esté a 0.
- Ok, está.
Comienza el contador... 155... 367... 635... 899... 1.145... 1.294.
- Señor, son 1.294 RD$.
- Ok
Me pongo a buscar el dinero y le entrego 1.300 RD$.
Me mira y me dice:
-Ya está, Señor.
- ¿Cómo que ya está? -le digo-. Te he dado 1.300 RD$, me tienes que dar 6 RD$.
- Es que no tengo cambio.
Y con una sonrisa de oreja a oreja le digo:
- Bueno, pues lo buscas, yo te espero, no tengo ninguna prisa.
De pronto, nuestro amigo de la Gasolinera grita a otro compañero y le dice:
- ¿Tienes 6 RD$?
- Sí, toma -le responde el compañero-.
Y finalmente, con cara de asco me entrega el dinero.
Bueno, pues esto que os cuento se repite cada vez que tengo que cargar el depósito de gasolina. Unas veces el cambio son 4, otras 3, otras 7, y otras, como ésta, 6. Ese dinero es una minucia, una ridiculez, 6 RD$ vienen a ser como 12 céntimos de €. Pero empiezas a sumar uno aquí, otro allá, otro en el otro lado y son una pasta. Y lo mejor es que ellos también suman: unos cuantos pesos que me gana a mí, otros cuantos que le gana al otro, otros tantos al de más allá, y al final del día suman un dinerito muy interesante.
Probablemente los muchachos que trabajan en estos puestos de venta de combustible no cobran demasiado, pero eso no tiene por qué pagarlo el cliente. Imagino que cuando el hambre aprieta hay que buscar estrategias para sacarse más dinerito. Pero lo que está claro es que ese tipo de especulación comercial no ayuda a que crezca el país y la economía, sino el pillaje y la trampa.
Le estoy dando vueltas a ver cómo se puede solucionar esto y se me ocurre que cada vez que vaya a una Gasolinera voy a pagar con menudo (dinero suelto) para que cuando venga el siguiente, y el siguiente y el siguiente... el muchacho no tenga la excusa de que no tienen cambio.
Siempre escuché que el cliente siempre tiene la razón, pero desde que estoy aquí, y viendo este tipo de situaciones, tengo mis serias dudas.
Así andamos.

11 de julio de 2010

Imagine

John Lennon compuso la canción "Imagine", que viene a ser poco menos que un sueño para toda la humanidad. Pero creo que los sueños se pueden cumplir y que podemos pensar en un mundo mejor, más humano y más fraterno, donde todos podamos compartir y ser felices. La interpretación que podéis contemplar en este vídeo es un ejemplo de que todos somos importantes y que cuando nos unimos las cosas salen mejor.

  video

Algunas frases de la canción:
...Imagina a toda la gente viviendo la vida en paz...
...Imagina nada de posesiones, ninguna necesidad de avaricia o ansias...
...Imagina a toda la gente compartiendo todo el mundo...

10 de julio de 2010

Un mariposa para María

Hola, María:
Acabas de llegar a este mundo, hace sólo un día que has abierto los ojos y has visto la cara feliz de tus padres que te contemplan con admiración, con cariño y alegría.
Te aseguro que eres una niña afortunada y dichosa, porque has nacido en una familia que te quiere y te querrá. Has sido muy esperada y te aseguro que tus padres y tu hermana te darán lo mejor para que crezcas con salud y descubras los grandes secretos de la vida.
Seguro que mientras estabas en la barriguita de mamá has escuchado muchas cosas sobre lo que "se cuece" en este mundo, y probablemente hubieses preferido quedarte encerrada dentro de mamá, para no tener que sufrir y ver sufrir a otros.
Habrás oído que hay guerras, que hay gente que se mata por tener más poder y más dinero... Habrás oído que algunos papás no quieren tener a sus hijos y abortan para "quitárselos de en medio"... Habrás oído que hay una crisis económica que afecta a millones de habitantes... Habrás oído que hay niños que mueren de hambre, especialmente en África... Habrás oído que muchos papás se pelean y se separan...
Pero, por si no lo sabes, te cuento también que hay muchas otras cosas que merecen la pena: cada día vas a poder contemplar un sol radiante que iluminará tu día...; tendrás una hermana, Irene, que te ayudará y cuidará, que va a compartir sus juguetes contigo y te llevará de la mano...; te hablarán de un Papá especial que tenemos en el cielo y que se llama Dios, que ya desde la barriguita de mamá te ha cuidado...; te presentarán a otra persona que se llama como tú, María, y que está también en el cielo cuidando de nosotros...; podrás ir a la escuela para aprender muchas cosas y así poder cambiar todo aquello que no funciona bien en este Planeta Tierra...
Si hubieras nacido aquí, María, tus padres te presentarían en Misa el Domingo, recibirías la bendición del sacerdote y el Coro con todo el pueblo te cantaría: "Bienvenida".
Normalmente en este blog envío mangos a la gente, porque es una fruta típica de aquí, República Dominicana. Es muy dulce y refresca mucho. Pero a ti te quiero enviar una mariposa. Aquí son muy grandes y tienen muchos colores, se posan en las plantas de nuestro jardín y adornan el paisaje. Y quiero que recibas una mariposa porque deseo que tu vida se como el vuelo de la mariposa: elegante y sencillo, posándote en diferentes lugares (tus papás, tu hermana, tus abuelos, los amigos...) y de cada uno de ellos aprendas a vivir la vida. Y también quiero que tus alas sean bonitas como las de las mariposas y así puedas alegrar la vida de los que viven a tu alrededor.
Bueno, María, da recuerdos a tus papás, Manuel y María, y a tu hermana Irene y diles que donde comen tres, comen cuatro.
Un beso

Son al Rey

No hace muchos días que os ponía "La guagua", una canción de Juan Luis Guerra de su último disco "A son de Guerra". Como últimamente es lo que más estoy escuchando, ahí os dejo otra perla muscial de este genio dominicano.
No es muy común que los músicos canten a Dios, pero Juan Luis lo hace de vez en cuando. "Son al Rey" es un ejemplo. Disfrutadla y que os ayude a encontraros con Dios.



Majestuoso y poderoso (poderoso),
admirable y siempre digno (siempre digno),
exaltado sea tu nombre
por los siglos de los siglos.
Tú pagaste por mi vida (por mi vida),
te ofreciste en sacrificio (sacrificio),
y no olvide el alma mía
ninguno de tus beneficios.

Él perdona tus errores (¿dime que más?)
y te sana las dolencias (¡Ay cómo no!),
te rescata de lo oscuro
y te muestra su grandeza.
Mi Señor te hace justicia (mira que sí)
y te colma con sus bienes (te digo yo).
Te revela sus caminos,
poderoso, Rey de Reyes.

Él perdona tus errores, por amor, Rey de reyes.
Y te sana las dolencias, mi Señor, Rey de reyes.
Te rescata de lo oscuro, mi Pastor, Rey de reyes.
Es Poderoso y Majestuoso, mi Señor, Rey de reyes.

¡Y yo a ti te canto un son!

¡Pa' que me bendigas, de noche y de día!
¡Pa' que me bendigas, de noche y de día!
¡Pa' que me bendigas, de noche y de día!
¡Pa' que me bendigas!

El Señor me liberó y yo bailo son, Rey de reyes.
Y te quita toda angustia y depresión, Rey de reyes.
Él te añoña y te protege, ¡oh mi Dios! Rey de reyes.
Es Poderoso y Majestuoso mi Señor, Rey de reyes

¡Y yo a ti te canto un son!

¡Pa' que me bendigas, de noche y de día! (Santo mi son)
¡Pa' que me bendigas!
¡Pa' que me bendigas, de noche y de día!
¡Pa' que me bendigas!

Él perdona tu errores...

9 de julio de 2010

Hola, hermanos... Adiós, hermanos

Queridos mangantes: ayer estaba tranquilamente a la tarde en casa, escuchando música, y llamaron al timbre. Me acerqué, abrí la puerta y me encontré a dos jóvenes bien vestidos con corbata y una identificación en la camisa con sus nombres. Y enseguida pensé: dos mormones que están evangelizando. Con acento norteamericano, me dieron las buenas tardes, me dijeron que eran misioneros y que querían hablarme de la actualidad y el futuro de Jesús, de la venida inminente del Reino y otras cosas más. Yo les dije que encantado, que yo también era misionero y que en esta casa vivíamos varios religiosos y no nos importaba hablar de Jesús, ya que "algo entendíamos". Ellos me indicaron que no tenía por qué ser ahora, que podían venir otro día. Ahí fue donde descubrí que la venida del Reino no era tan inminente como anunciaban...
Les dije que podían venir por nuestra casa o por la Parroquia que los atenderíamos con gusto.
Estoy seguro que nunca jamás van a volver a nuestra casa, y en la lista que llevan nuestra dirección tendrá al lado una etiqueta que ponga "danger" (peligro).
Esto mismo ya me ocurrió en mi pueblo, Herencia, hace unos años, cuando estaba de vacaciones y un Testigo de Jehová llamó a la puerta de la casa de mis padres, le abrí, me dijo a lo que venía y yo me presenté como sacerdote. La respuesta por su parte también fue: "otro día podemos hablar".
Yo no sé si es que los sacerdotes les hemos hecho algo o es que nos tienen miedo, miedo a que les rebatamos los argumentos, miedo a ponerles en entredicho algunas de las ideas que les han metido de la Biblia, miedo a perder el tiempo sabiendo que de nosotros no van a sacar ningún adepto, miedo a perder su fe, miedo a...
En Lc 5,10 nos encontramos que Jesús dice a Pedro: "No temas, en adelante serás pescador de hombres". Eso mismo les dice hoy también a los Mormones, y a los Testigos de Jehová, y a los Evangélicos, y a los Pentecostales... y a los Católicos. Sí, a los Católicos también, porque a veces tenemos miedo, temor a lo que otros piensen de nosotros, y no nos atrevemos a hablar de Jesús con la gente. Evidentemente que no tenemos que ser pesados y estar hablando siempre de lo mismo, pero de vez en cuando no viene mal hablar de Dios. Podíamos imitar a nuestros hermanos protestantes e ir de casa en casa, compartiendo la Palabra, sin el objetivo de convencer a nadie de nada, sin buscar enfrentamientos dialécticos, sino simplemente dando gratis aquello que hemos recibido gratis.
Hermnos mormones, fue rápido nuestro encuentro ecuménico, porque casi fue un hola y adiós. Espero que la próxima vez que nos veamos queráis compartir la Palabra de Dios, porque yo, sinceramente, me quedé con ganas.
Fdo.: Otro misionero

8 de julio de 2010

Vacas y borrachos

El otro día yendo por dos carreteras del país me encontré con dos situaciones muy semejantes:
En un momento determinado una vaca iba trotando por la carretera ocupando uno de los carriles de la carretera. Fue un poco peligroso porque iba dando cornadas contra todo aquello que se le presentaba por delante, y eso que tenía los cuernos recortados. A su lado iba un policía de tráfico agitando las manos para que se retirara y se echara para un lado y no molestara a los carros que transitaban por esa carretera.
La otra situación fue ver cómo un señor que iba totalmente bebido caminaba, botella de ron en mano, por la cuneta, dando bandazos. En un momento casi se echa encima de un carro produciendo un tremendo accidente. Al final no pasó nada y el conductor pudo evitar la tragedia.
Pensando después sobre esas dos situaciones, se me ocurrieron algunas comparaciones, que quizá son algo disparatadas, pero que tal vez haya algo de realidad, no lo sé.
Se me ocurre que la vaca transitando por la carretera es como el Estado de muchos países que ocupan el espacio de los demás, que no miran por los otros y van a lo suyo. Que se imponen por la fuerza y que tiran todo aquello que se les interpone por el camino. Hacen caso omiso de la ley y nunca ven a los que van a su lado...
El borracho sería como algunas personas a las que la clase política los tiene hebrios para que no sean conscientes de la realidad. La vaca- Estado lanza al pueblo a los peligros de la vida, no les protege ni les ofrece otro camino mejor, más seguro, más estable. En algunos lugares muchas personas van dando tumbos, de lado a lado, sin una meta clara. Eso es lo que interesa a la vaca.
Si las vacas dejaran de ser vacas, los borrachos dejarían de ser borrachos; pero si los borrachos dejaran de ser borrachos, las vacas dejarían de ser vacas.
Espero que las vacas y los borrachos no se den por ofendidos.

6 de julio de 2010

La guagua va en reversa

Ya en otras ocasiones os he puesto canciones de Juan Luis Guerra, en su mayoría con letras que denuncian o ridiculizan situaciones que se producen aquí en el país.
Este vídeo que os pongo a continuación es una canción de su último disco: "A son de Guerra".
La canción se titula "La guagua" y quiere ser expresión de la dirección que toma en muchas ocasiones la sociedad dominicana, provocada por el egoísmo y corrupción de sus gobernantes.
Para los que no lo sepan la guagua es el autobús, y reversa es ir marcha atrás.



Tú me prometiste una guaracha
para yo animar mi fiesta
y me prometiste una maraca, oye
de un higüero y fruta seca
¡Vaya usted a ver!

¿Dónde está la fiesta y la guaracha?
¿Dónde está la fruta seca?
¿A dónde va el ordeño de la vaca?
¡Al bidón de las promesas!

Tira la palanca y endereza
Que la guagua va en reversa
Oye, la guagua va en reversa
Que la guagua va en reversa
Tráeme la maraca y dame fiesta
que la guagua va en reversa
Oye, la guagua va en reversa
¡Es que la guagua va!

Tú me prometiste un té de tilo
para yo dormir mi siesta
y me prometiste un cariñito
oye, para yo alegrar mi orquesta
¡Vaya usted a ver !

¿Dónde está la siesta, el té de tilo?
La moñita de la orquesta
¿A dónde va el ordeño de la vaca?
pues al bidón de las promesas.

Tira la palanca y endereza
Que la guagua va en reversa
Oye, la guagua va en reversa
Que la guagua va en reversa
Tráeme el cariñito de la orquesta
Que la guagua va en reversa
Mira, la guagua va en reversa
¡Es que la guagua va!

Tú me decías que era chévere la guagua
con un timón hidráulico y motor de biela
Así que tira la palanca y pon un cambio
Y te aseguro, la guagua asienta.

Pon la primera, pon la tercera.
Échale líquido de freno, aceite y cera
Y ya verás cómo la guagua se endereza
¡Pues, la guagua va en reversa!

Que la guagua va en reversa
Que la guagua va en reversa
La palanca y endereza
Que la guagua va en reversa
Oye, la guagua va en reversa
Que la guagua va en reversa

Queda mucha pista, dobla y frena
Que la guagua va en reversa
Mira, la guagua va en reversa
¡Es que la guagua va!
¡Es que la guagua va!

(Se va la guagua)

¡Pero la guagua va!
¡Es que la guagua va!, ojoye
¡Pero la guagua va!

5 de julio de 2010

Un negocio redondo

Queridos mangantes, hace dos días he descubierto el negocio más redondo que he conocido jamás. Os cuento...
Veníamos el domingo pasado de realizar una convivencia vocacional en Jarabacoa. Volvíamos para la capital, a la noche, en dos carros. De repente, en el carro en el que iba yo vemos un hoyo (un bache) inmenso en la carretera. Algo nada extraño de encontrar en la principal autovía del país que comunica las dos ciudades más importantes: Santo Domingo y Santiago de los Caballeros. Y sin poder evitarlo allá que pasamos por encima del hoyo. El carro pega un salto y a continuación la rueda delantera derecha empieza a hacer muchísimo ruido. Reducimos la velocidad, nos echamos para un lado de la carretera y nos bajamos para ver qué es lo que había pasado. Y ocurre lo que sospechábamos: ha reventado la rueda...
Miramos alrededor y vemos que en la misma situación que nosotros hay otros tres carros. ¡Qué curioso!
A los cinco segundos, aparece un motorista y un carro. El señor del carro nos dice: "estén tranquilos y déjense ayudar por el muchacho de la moto, nos ha ayudado a nosotros y es de fiar". No nos lo pensamos demasiado y preferimos que nos la cambiara el motorista que estaba acostumbrado y lo iba a hacer más rápido. Se acerca a nosotros y nos dice si tenemos la rueda de repuesto, se la sacamos, nos pide herramientas y le entregamos lo que tenemos. Pero la mala suerte es que el gato que le damos es muy grande y no entra debajo del carro. Aparece otro motorista, que saca un gato y diferentes llaves de la moto. Entre los dos ponen la rueda. Al terminar nos dicen que tiene poca presión y que habría que darle aire. Se va uno de ellos hasta la moto y saca una bomba.
Al final les pagamos lo que creíamos razonable y justo por el trabajo hecho, pero ellos nos piden más. Accedemos y les aumentamos algo el donativo.
Cuando nos montamos en el carro, es cuando empiezaron las preguntas:
- ¿No es mucha casualidad que haya varios carros con el mismo problema?
- ¿No es mucha casualidad que haya un hoyo de tal magnitud y que estos dos individuos aparezcan como de la nada?
- ¿No es mucha casualidad que uno de los motoristas tenga todo tipo de herramientas para reparar las ruedas dañadas?
- ¿No sería mejor parchear el hoyo con algo de alquitrán para evitar todo esto?
A todos estos interrogantes sólo les veo una respuesta clara: estos señores tienen un negocio redondo; redondo porque viven del arreglo de las ruedas, y redondo porque se sirven de algo para montar una auténtica empresa, que no les da ningún gasto y todo beneficios. No tienen que anunciarse en ningún cartel de la carretera, ni idear ningún tipo de marketing para que la empresa fructifique y siga para adelante. El mejor anuncio de la empresa es el hoyo. Lo único que tienen que hacer es estar ahí "al quite" y cuidar y mimar el bache para que les reporte todos los beneficios posibles. No sé si ellos han hecho el agujero en la carretera, pero lo que está claro es que saben vivir muy bien de él. Unos genios, realmente. Hay que felicitarlos por ser tan emprendedores, imaginativos y originales...
Yo no sé en España, pero aquí véis que el Servicio de Ayuda en Carretera funciona, y no hace falta llamarlos.

4 de julio de 2010

¿Quién echó a la Lotería?

Alguien me dijo no hace mucho que el nacer en un país o en otro es una lotería, que nacer en una familia rica  o pobre es una lotería, que tener unos buenos o malos padres es una lotería...
Y yo me preguntó: ¿y quién es el que echa a la Lotería: Dios o nosotros?
Si es Dios, podemos pensar que tenemos un Dios injusto que castiga a unos y premia a otros, y no es así. Yo creo que los que echamos a la lotería todos los días somos nosotros que convertimos nuestro mundo en un mundo injusto y desigual, donde unos tienen derecho a todo y les toca "en suerte" un buen mundo y otros no tienen derecho a nada y les toca "en suerte" pasar hambre y necesidad.
El problema está en que algunos hacen trampa en el juego y por eso siempre les toca.
La vida no es ningún juego de lotería, ni de cartas, ni de bingo. Como dijo la Madre Teresa de Calcuta, la vida es la vida, defiéndela. Y yo añado... y dale a todos una oportunidad.

3 de julio de 2010

Desde Cuba con amor...

Hace unas semanas, estaba en un mercado y empecé a escuchar a un cubano que se quejaba de que algunos países del Caribe -decía él- estaban mal económicamente porque los colonizadores habían sido españoles y eso todavía afectaba a la situación económica y de desarrollo de estos países. Dijo unas cuantas barbaridades, y comparaba Cuba, República Dominicana o Venezuela con otros países como Argentina o Chile que estaban más desarrollados. Para él, la causa era que allí habían ido italianos y alemanes que eran más emprendedores y menos conquistadores...
Me tocó un poco-bastante el orgullo nacional. Estuve escuchando, y no me atreví a decirle nada porque vi que no merecía la pena, ya que tenía manía a los españoles, y probablemente no iba a conseguir nada.
Pero desde estonces he estado pensando sobre el tema. Pienso que, por supuesto, hay muchos españoles que vinieron a este país a conquistar y arrasar con todo lo que se les pusiera por delante, que por la invasión española desapareció la cultura taína, causado especialmente por la nuevas enfermedades que trajeron los ibéricos a las que no estaban acostumbrados los oriundos de estas tierras. Pero también los primeros que defendieron los derechos de los nativos eran españoles, misioneros que dieron sus vidas en estas tierras, que lo único que conquistaron fue el corazón de estas personas y que regalaron una fe encarnada con el pueblo.
De todas formas, creo que un país nunca puede mirar hacia atrás, y precisamente, el ver que en la historia algunas cosas no se han hecho bien, debe llenarles de fuerza y orgullo para hacer mejor las cosas, y luchar por el desarrollo de su país, porque ahora no son los españoles los que están en el poder.
Amigo cubano, no creo que el problema de Cuba sea Colón, sino más bien Fidel y su séquito de aprovechados.
El futuro de estos países es grande y esperanzador, pero mientras que los que lo dirijan no piensen algo más en su gente difícilmente se podrá avanzar.
Fdo.: Santi