9 de abril de 2011

Un hombre de Dios: Pedro Casaldáliga


     Pedro Casaldáliga es uno de los grandes referentes de la Teología de la Liberación. Llegó hace más de 40 años, como religioso claretiano, a la zona del Mato Gosso en Brasil. A los dos años de llegar al país fue nombrado Obispo de Säo Felix do Araguaia, diócesis donde ya él trabajaba. Es una de las zonas más pobres del país, con un gran número de población indígena.
      Casaldáliga siempre destacó por su sencillez y su cercanía con los más pobres. Su mitra es un sombrero de paja, su báculo un remo de una barca, y su anillo de obispo está hecho de tucum (fibra de coco) que los mismos indígenas fabrican artesanalmente.
     Su enfrentamiento radical contra los terratenientes y explotadores del pueblo le ha llevado a estar amenazado de muerte en varias ocasiones. Él mismo ha visto cómo han asesinado a varios de sus compañeros sacerdotes por defender la causa de los más pobres.
     Actualmente se encuentra ya retirado como Obispo, pero sigue siendo un ejemplo de austeridad y entrega por el evangelio. Bien puede hacer suya la frase de Jesús: "Los últimos serán los primeros".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada