21 de junio de 2010

Un mango de ida y vuelta

Como ya sabéis, queridos mangantes, cada uno de los mangos que envío van destinados a personas que viven fuera de la República Dominicana, especialmente en España, para que lo que vamos viviendo aquí se conozca más allá de esta pequeña-gran isla del Caribe. Ya sabéis que la intención principal es la de acercar este mundo al mundo que vive cada uno de los mangantes.
Pero por circunstancias de la vida, por casualidad o no, algunas personas de la parroquia de aquí, de Santo Domingo, han conocido el blog de los mangos. Y los leen con interés, respeto, devoción y fidelidad. Y luego cuando me ven me dicen: "Padre, ese mango me ha gustado..." o "mire, este mango es muy amargo..." o "las afirmaciones que hace son algo parciales, no todo el mundo aquí es así o piensa así..." o "qué canción tan bonita la que ha puesto" o "esa palabra que usted ha puesto, aquí se entiende de otra manera" o "queremos conocer a su sobrina Alicia y contarle nosotros el mismo cuento"...
Para todas esas personas que degustan los mangos desde esta tierra dominicana (prefiero no decir sus nombres, ellos saben quiénes son), mi admiración y agradecimiento, porque ayudan a que los mangos tengan un sabor más auténtico.
Aunque aquí tienen todos las frutas tropicales que quieran, este mango va dedicado a esas personas que desde aquí siguen el blog.
Celebra la vida es una canción de Axel, y la letra en un momento dice: Celebra la vida, que nada se guarda, que todo se brinda...
Gracias por ayudarme a celebrar la vida y poder compartir este blog con ustedes.


1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar